El más notable por sus variaciones es el clima del estado de Chihuahua, donde se dan las temperaturas más bajas del país, que llegan en ocasiones a los −30 °C, y las más altas en el desierto de Mexicali, Baja California que en ocasiones supera los 50 °C. Los accesorios de la hamaca son una industria creciente, y la demanda nunca ha sido más alta para maximizar la comodidad de un producto ya conocido como un artículo del ocio y de la relajación.